UCR: Documento Político "Hacer lo que se debe"

Locales 20/05/2021
EnBbPz3W4Ac63iM

En el contexto de la terrible pandemia del coronavirus (Covid-19)  la Unión Cívica Radical de Catriel publicó, el pasado 14-04-2.020, un  Documento Político titulado “El Rol de la Unión Cívica Radical”. 

En el mismo, decíamos, entre otras definiciones, lo siguiente:   

1- Apoyar firmemente la decisión presidencial de priorizar la Salud por sobre la Economía. Es imprescindible que mande la Política y no el Mercado. 

2- Queremos que a los  gobiernos  nacional, provincial y municipal  les  vaya bien por todos los argentinos, rionegrinos y catrielenses, respectivamente.  

3-  Es importante que se convoque a todos los actores políticos, económicos y sociales para acordar las medidas a implementar durante y después de la pandemia.  Se necesita una apertura que permita una mirada amplia e integral para tomar en conjunto las mejores decisiones. 

El documento de referencia fue puesto en conocimiento de las autoridades de los Poderes Legislativo y Ejecutivo Municipal, para expresar nuestra postura con la única intención de realizar un aporte constructivo. 

El estado excepcional  que vive la humanidad amerita que haya políticas de estado en materia sanitaria. Debemos y tenemos la obligación de fortalecer y profundizar las políticas que defina el Comité de Emergencia Municipal –COEM-. Como partido, nos  poníamos a disposición del Gobierno Municipal (Poderes Legislativo y Ejecutivo), como así también,  la sede partidaria del Comité Seccional.

Cuatro meses y medio después, el  día 30-08-2.020, publicamos el Documento Político titulado: “Crónica de una Muerte Anunciada”.  

La literatura de Gabriel García Márquez, nos sirve de sustento para explicar el camino recorrido por los argentinos durante la pandemia del Covid-19.

Entre otras definiciones, expresábamos que: 

1- La pandemia es la única responsable del desastre económico y social en todo el mundo, incluida la Argentina. No es la cuarentena como dicen y quieren hacernos creer los “anti-cuarentenas”.  

2- Es increíble que algunos decidan y tomen decisiones pensando en el 2.021 y 2.023 y no en  la salud y vida de las personas. La preocupación debe estar en lo sanitario y no en el espurio rédito político. 

3- Haciendo política con el malhumor de la gente se pone en riesgo la salud de  todos.  

4- Irresponsablemente, algunos convocan y alientan marchas y concentraciones; otros, en nombre de la “libertad y la república” llaman a la desobediencia civil. Los “mercaderes de la muerte” no tienen  vergüenza.

En este momento, más de un año después,  lamentablemente el Covid-19 sigue haciendo estragos. La situación sanitaria  empeoró significativamente.

 Existe una fuerte circulación viral en todo el país y estamos en plena “cresta de la segunda ola”. 

Como en la primera ola, el virus avanzó desde el AMBA al interior. En poco tiempo, los casos se han multiplicado por toda la geografía nacional. 

Los aumentos de casos ha sido exponencial. El presente es de máxima tensión y preocupación. La situación es dramática.

La Organización Panamericana de la Salud alertó que, a medida que se acelera la pandemia, aumenta el número de hospitalizaciones y muertes de personas jóvenes. 

Por su parte, la Directora Nacional de Epidemiología e Información Estratégica,  Analía Rearte,  detalló que la presencialidad en los colegios fue uno de los factores que generó mayores contagios en jóvenes menores de 20 años y que por consecuencia derivó en un incremento de casos en los entornos familiares. “Todo el grupo de escolares el año pasado estuvo muy aislado, no hacían actividades prácticamente. 

Cuando un grupo etario comienza a circular más, en un lugar con una alta transmisión y alta circulación, van a tener más cantidad de casos. Lo que vemos a nivel nacional y también en muchas regiones como  el Alto Valle, es un gran aumento de casos escolares, que siguen la curva de la población general”.

Esta clara y simple explicación,  de un absoluto sentido común, tira por la borda la estrategia  de especulación política en un año electoral  del gobierno porteño, que tiene por objetivo diferenciarse del gobierno nacional por el solo hecho de ser oposición.  

La defensa irrestricta de las clases presenciales fue el gran caballito de batalla con el argumento falaz de que la escuela no contagia como si fuese una isla. Ignoran  que la circulación de la comunidad educativa es muy atractiva para el virus.  No obstante, ahora cuando la realidad sanitaria es de una extrema gravedad, parece que van a dar marcha atrás. Más vale tarde que nunca. Así, perderán  la bandera política y sanitaria que militaban.

La Ciudad de Buenos Aires pasó de litigar judicialmente para no cumplir una medida sobre las clases presenciales dictada por un Decreto de Necesidad y Urgencia –DNU- presidencial, y de cuestionar que se sancionara una ley en el Congreso con parámetros epidemiológicos que plantearan en qué circunstancias puede haber o no clases presenciales, a reconocer que podría tomarse esa medida que propone el gobierno nacional cuando se declara el alerta epidemiológico. Esto los pone en contradicción con lo que venían afirmando: si las escuelas no contagian, entonces ¿por  qué tomar esa medida?  

Si  la presencialidad  no incrementa la circulación en transporte público (como lo afirmaron) ¿cuál sería el problema que sigan abiertas? En la C.A.B.A. sostienen que la diferencia estaría en que sería una medida por un tiempo determinado, como lo era, también, en el DNU que cuestionaron e incumplieron. Además, pondrían en ridículo el polémico fallo de la Corte Suprema de Justicia que dictó al respecto.

En Río Negro, la  gobernadora de Río Negro Arabela Carreras  y parte de su Gabinete,  se instalaron   en la ciudad de Cipolletti para monitorear  la situación epidemiológica de las ciudades del Alto Valle junto a los intendentes y actores sociales y económicos.  También recibió a la Ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti,  quien  trajo  insumos médicos para reforzar las terapias intensivas de  Río Negro y Neuquén.  La concreción de estos hechos demuestra el colapso del sistema de salud.

Las estadísticas y los expertos son contundentes.  Durante el primer año de pandemia fallecieron alrededor de 40.000 personas y en este segundo año (en menos de 5 meses) ya fallecieron más de 30.000. La proyección indicaría que en un mes más estaríamos igualando la cifra anterior.  Es decir, que a la mitad del año habremos superado la cifra de fallecidos durante  todo  el año pasado. El porcentaje de fallecidos se ha duplicado en cuanto a las personas internadas en terapia intensiva. Solo dos datos para poder  entender la catástrofe que se vive en Argentina.

A pesar de todo no se toma conciencia y se actúa de manera contradictoria. En la primera ola hubo medidas preventivas y restrictivas que salvaron muchas vidas  y evitaron el colapso del sistema sanitario.  En cambio, en esta segunda ola, doblemente peligrosa y mortal, todas las medidas son menos duras y eficaces. La lógica y el sentido común nos indican que las medidas debieran ser doblemente duras. Las mismas son necesarias e imprescindibles para poder ganar tiempo, mientras se avance con la vacunación y disminuya así el grado de letalidad.

Hoy es un día de luto para los argentinos. Hemos batido todos los récords: ¡35.543 contagios y 745 fallecidos en Argentina!  ¡En Río Negro tuvimos la semana de mayor contagio: cerca de los  3.000! ¡Hoy 580 casos y 9 muertes! ¡En  Catriel vamos  rumbo a los 300 casos! ¡Hoy estamos en 274!  Las terapias intensivas de los centros públicos y privados de salud están  saturados.  También, entre nosotros,  existe la circulación de nuevas cepas que son más  transmisibles  y de mayor peligrosidad.  

La Unión Cívica Radical de Catriel, ante esta tragedia,  considera que llegó la hora de ACTUAR.  Llegó el momento de que  los  gobiernos  nacional, provinciales y municipales actúen en consecuencia a la gravedad  imperante.  Es necesario que nuestros gobernantes se despojen de toda  especulación política. Tienen el deber de: “HACER LO QUE SE DEBE”. No hay ningún margen para relativizar los números estadísticos ni para defender ningún  tipo de intereses, como muchos lo hicieron hasta ahora. No se puede perder más tiempo. Es ahora o nunca: DEBEMOS cuidar y salvar la VIDA de los argentinos, rionegrinos y catrielenses.

Tenemos el  inmenso desafío de cortar la circulación drásticamente para evitar seguir teniendo el tristemente célebre privilegio de contagios y muertes.  No se puede hacer más la vista “gorda”: que la vida sigue como si no  pasara nada. Si cada cual  defiende sus intereses diciendo que no hay contagios en las escuelas, bares, restaurantes, cines etc., etc., es decir,  en ningún lado; entonces  ¿dónde se contagia la gente? Las autoridades deben entender  lo que está pasando y hacerse cargo. Para eso fueron elegidas. 

El  viernes 21 vence el decreto presidencial. Todo indicaría que el Gobierno Nacional tomará nuevas y más fuertes medidas consensuadas o no  con los gobiernos de las  Provincias  y Ciudad de Buenos Aires.  Qué harán los gobiernos de Río Negro y Catriel? 

Con humildad y total responsabilidad proponemos lo siguiente: 1- SUSPENSIÓN total de las clases presenciales en todos los niveles educativos de la provincia de Río Negro. 2- CIERRE TOTAL en la ciudad de Catriel, similar a lo que se hizo en la Fase 1 de la primera ola. Las únicas excepciones deben ser los servicios y comercios esenciales. Los ciudadanos saldrán de acuerdo a los números del D.N.I.  (pares  e impares).  3- Ambas medidas se proponen por un tiempo acotado y  específico: desde el 24 de mayo/2.021 hasta el 13 de junio/2.021, es decir, durante tres (3) semanas. 4- Instrumentar todas las medidas, programas y herramientas necesarias (tanto en la provincia como en la ciudad) para contener y respaldar a todos los sectores perjudicados por los efectos del Covid-19.

Estamos convencidos  de que si todos hacemos este esfuerzo, la magnitud de contagios y muertes descenderá drásticamente. Hacemos un llamado a la responsabilidad individual y social. Tenemos la obligación de ser  ejemplares y solidarios A todos quienes nos cuidan nuestro eterno reconocimiento y agradecimiento. A quienes se contagiaron nuestra empatía.  A los familiares de personas fallecidas nuestro pesar y condolencias.

Señora Gobernadora y Señora Intendente: “HACER LO QUE SE DEBE”. ¡¡La VIDA es lo más sagrado  de una persona!! Pueden honrar a la política HACIENDO lo que se DEBE: ¡¡SALVAR VIDAS!! Pueden quedar en la Historia, de Uds. depende ¿CÓMO?

                                          

Catriel-Río Negro, 18 de mayo de 2.021.-

Nicolás Díaz 
Presidente

Marcelo Rueda
Secretario

Te puede interesar