Gallardo y el Sur, su lugar en el mundo, de visita en Bariloche

Nacionales 08/06/2021
gallardo

Para Marcelo Gallardo, el Sur argentino es un lugar con un encanto especial. Obsesivo por su trabajo, no suele tomarse muchos días de descanso a lo largo del año, pero los lagos cristalinos, las imponentes montañas y la nieve forman un paisaje único que le permite desenchufarse al menos por un rato. Y mientras los hinchas de River pasaron de la emoción a la desilusión por la vuelta Alario, sueñan con Driussi y se inquietan por Borré, el Muñeco escapó por un rato de la vorágine y se relaja en Bariloche en un contexto de paz, armonía total y un poco de golf.

El éxito de estos siete años le demandó -y demanda- mucha exigencia y sus escapadas a la Patagonia le permiten recargar energías. En enero de 2019, después de la eterna final ante Boca en Madrid, se fue con su familia al camping La Querencia, ubicado a orillas del lago Mascardi (Bariloche). Y en diciembre, la postal de fin de año fue idéntica: los paseos a caballo con Matías y Santino, sus dos hijos del medio, le ganaron la pulseada al calor de Punta del Este, su otro destino favorito sobre todo en los primeros años de gestión.

Enamorado del paisaje y de la energía especial que irradia la zona, MG decidió que el plantel hiciera la primera pretemporada de 2020 en un ambiente familiar: llevó a los jugadores a San Martín de los Andes, lugar al que en enero de este año volvió durante una escapada de fin de semana para festejar sus 45 años.

En un contexto de pandemia donde viajar al exterior puede generar un dolor de cabeza, su regreso a Bariloche también tuvo un vínculo afectivo. Allí viven algunos de sus seres queridos, aunque hay uno muy especial: Alejandro Sainz, más conocido como Chirola, su mejor amigo desde la primaria en la Escuela N°12 Almirante Brown de Merlo hasta hoy.

A pesar de su habitual discreción, la foto con una sonrisa de oreja mientras jugaba al golf en Villa Arelauquen refleja lo feliz que en esa hermosa región de nuestro país. Como en aquellos tiempos de ocio en lo que intercambiaba palos y pelotitas con Enzo Francescoli y Matías Patanian, Gallardo mantiene su gran condición en los 18 hoyos y camina la cancha con esa calma que pierde fácilmente cuando está en el banco. Y así, una vez más, Gallardo se prepara para seguir ganando títulos en la armonía del Sur, su lugar en el mundo...

Te puede interesar