El juicio por el femicidio de Agustina Atencio se realizará en Cipolletti

Sociedad 24 de junio de 2021
3-1-1

Será entre el 2 y el 6 de agosto. La municipalidad de Catriel realizó gestiones para que se desarrolle en esa localidad, pero las condiciones sanitaria y técnicas pesaron al momento de tomar la decisión.

El primer juicio por jurados de la región se realizará finalmente en Cipolletti. Se trata del caso del femicidio de la joven Agustina Atencio, que ocurrió en febrero del año pasado en Catriel. La comunidad, junto con las autoridades políticas, pidió que el debate fuese en la comarca petrolera pero condiciones de índole sanitaria y técnicas pesaron al momento de tomar la decisión.


Esta mañana, Fabian Mitidieri, director de las oficinas judiciales del Poder Judicial, le envió una nota a la intendenta Viviana Germanier. En principio le agradeció el esfuerzo de su equipo de trabajo para intentar solucionar la complejidad que implica un proceso de estas características “donde no solo se definen temas trascendentes, sino donde la tecnología es imprescindible porque la videofilmación, el resguardo y las condiciones en que se desarrollan esas grabaciones conforman el expediente en sí mismo”.


Con anterioridad, Germanier y Mitidieri habían tenido un contacto formal. La intendenta pidió que el juicio, al igual que el de Cintia Vergara (el primer caso de femicidio que se juzgó en la provincia) se llevara a cabo en Catriel. El ingeniero a cargo de las oficinas judiciales le envió un listado de requerimientos técnicos y operativos. La municipalidad de Catriel se ajustó parcialmente a los pedidos, aunque quedaron cuestiones técnicas pendientes que podrían corregirse.


De todas formas hubo una cuestión central que pesó al momento de tomar la decisión por parte de la Justicia. El primer sorteo, que se hizo hace algunos días, y de cuyo listado saldrán los doce jurados, tiene un número mínimo de ciudadanos de Catriel. Es que la selección se hace de manera aleatoria con personas de la circunscripción, por ende, de este primer listado de 80 personas sólo hay seis de la comarca.

El próximo paso, que es la audiencia de selección de jurados, permite concluir que Catriel va a tener representación minoritaria. En consecuencia, no solo habrá que trasladar a las y los funcionarios judiciales (el juez técnico que dirigirá la audiencia y el personal de Oficina Judicial) sino también a las y los jurados populares.


Ello conlleva un peligro respecto a la cuestión sanitaria, sobre todo en un momento en que salud pública provincial está solicitando minimizar el tránsito de personas. Está confirmado que el juicio se realizará entre el 2 y el 6 de agosto. Entonces ¿esas personas dormirán en Catriel o regresarán a sus lugares de origen? Una incógnita.

En tercer lugar, otra cuestión que se esgrimió en la comunicación dirigida a la intendenta es que el juicio – justamente por la cuestión sanitaria – no va ser público en los términos que se utilizaban antes de la pandemia, es decir con la posibilidad de que el público y los colectivos feministas puedan seguirlo de manera presencial.

Por ello, desde que comenzó el aislamiento el Poder Judicial aprobó protocolos para la transmisión y participación de los juicios y de las audiencias de manera virtual y remota. Así se garantiza la publicidad que impone el código procesal y el resto de la normativa.

Al igual que los demás, este juicio se va a transmitir a la prensa y a las y los interesados en vivo. En consecuencia, el lugar físico en el que se lleva adelante el debate no cambia demasiado en términos de participación ciudadana.
El tema técnico

Entre las cuestiones técnicas, que el municipio cumplió parcialmente, se remarcó el tema de las cámaras que no grababan de manera continua, el almacenamiento, la falta de alimentación alternativa en caso de interrupción del suministro eléctrico, de resguardo de las grabaciones y las dificultades para transmitir en vivo.


Con la reforma procesal penal, el Poder Judicial hizo una fuerte inversión en tecnología y luego construyó cuatro auditóriums para llevar adelante los juicios por jurados.

Por dar un ejemplo, las cuatro cámaras de la sala tienen un doble sistema de resguardo. Graban en un servidor local y en otro de cualquiera de las ciudades cabeceras. Además, hay generadores eléctricos ante posibles interrupciones del servicio. El expediente (que ya no existe) ahora es la grabación, el archivo digital.

“El tema técnico en Catriel, se podía salvar. Hicieron un gran esfuerzo y en otro contexto podrían haberse corregido algunas cuestiones técnicas”, admitieron desde el Poder Judicial.

De todas formas, la cuestión sanitaria no justificaba el esfuerzo porque la gente no va a poder asistir, pero sí seguir el debate por internet. Por tratarse del primer juicio con jurados populares, el personal que trabaja en la preparación cuida sigilosamente cada detalle. Cualquier error puede transformarse en una nulidad.

Diario Río Negro

Te puede interesar