La fiscalía solicitó que el acusado del femicidio de Agustina Atencio sea declarado culpable

Policiales 06/08/2021
legajo_contextual_institucional__3_

Tras una semana de debate oral y público desarrollado ante un jurado popular, los representantes del Ministerio Público Fiscal consideraron probado que Agustina Atencio fue víctima de un femicidio perpetrado por el único acusado. La querella acompañó este pedido, mientras que la defensa del acusado solicitó la absolución.

Concluidos los alegatos, el jurado popular compuesto por seis hombres y seis mujeres se retiró a deliberar. Para ello tendrá un tiempo máximo de 48 horas y una vez arribado al veredicto, volverán a ingresar a la sala del Poder Judicial para informar si consideran al hombre culpable o no culpable, en el primer juicio por jurados que se desarrolla en la Cuarta Circunscripción Judicial

Los alegatos de las partes

“Si Agustina no se hubiera encontrado esa tarde con el acusado hoy estaría con su mamá. Ésto no fue un accidente, ésto no fue un suicidio”, enfatizó la acusación en el marco de sus alegatos.

Entre las principales conclusiones del caso recordaron que el acusado había mantenido un noviazgo con la hermana de la víctima y que la adolescente declaró durante el juicio que terminó la relación porque el joven era violento con ella.

Los fiscales remarcaron que el acusado - en una fiesta que tuvo lugar la noche anterior al hecho- se había mostrado insistente para seducir a una adolescente y que le ofreció en reiterados oportunidades vino. Agregaron que en esa fiesta, ante un problema puntual, el acusado tomó un arma de fuego y efectuó dos disparos.

Puntualizaron en los exámenes de los médicos forenses del Poder Judicial quienes detallaron las lesiones presentes en el cuerpo de la víctima y concluyeron que las mismas fueron producidas cuando Agustina se encontraba con vida. Explicaron además que los profesionales forenses confirmaron que las mismas no pudieron haber sido realizadas por el arrastre del cuerpo en vida por el río Colorado por la zonas del cuerpo donde se ubicaban y que parte de ellas eran compatibles con un ataque sexual.

Por otro lado, resaltaron que ninguno de los testigos había mencionado que la joven tuviera una tendencia que pudiera llevar a pensar que intentó quitarse la vida por su propia voluntad. Por el contrario, consideraron que la joven tenía fuertes expectativas a futuro y sueños que fueron referidos por sus familiares y allegados como por ejemplo, estudiar peluquería tras terminar el colegio secundario.

Finalmente, destacaron que distintas personas que prestaron declaración testimonial durante el debate describieron como observaron ese día que el acusado buscaba en el agua del río algo, concluyendo que lo que buscaba era el cuerpo de Agustina después de haberla tirado al río. La fiscalía calificó legalmente el hecho como femicidio, teniendo en cuenta que según su teoría del caso, el acusado intentó abusar sexualmente de la joven, para posteriormente darle muerte.

Los abogados de la querella coincidieron con que los hechos materia de acusación habían sido acreditados en toda su extensión. Repasaron las distintas evidencias y testimonios que se escucharon en el recinto durante toda la semana y sintetizaron: "estamos absolutamente persuadidos que este hecho fue un femicidio".

Por su parte, los defensores del acusado consideraron que no se probó que existiera una agresión previa de su representado respecto de Agustina concluyendo que se tratò de un accidente o de una autoagresión. Remarcaron la ausencia de testigos presenciales y afirmaron: "estamos absolutamente seguros de que no hubo un femicidio". En consecuencia, solicitaron que el acusado sea declarado no culpable.

El hecho

Según esta hipótesis fiscal el crimen de Agustina sucedió en la zona del camping conocido como “Los Rodriguez” en el río Colorado, durante la tarde del 29 de febrero del año pasado. El acusado – con el interés de mantener relaciones sexuales con la adolescente – habría pasado a buscar a la misma para posteriormente compartir bebidas alcohólicas en el balneario, aprovechándose la situación de vulnerabilidad de la víctima que se encontraba alcoholizada.

En esas circunstancias, logró que la joven lo acompañara a un sector más oculto para intentar mantener relaciones sexuales, pero ante la negativa de la adolescente, el acusado la habría atacado por la fuerza generándole lesiones en distintas partes de su cuerpo. Según la acusación, por la frustración de no haber logrado su cometido, el joven le propinó un golpe de puño en la cabeza a la víctima tirándola al río y sin importarle su destino se fue del lugar, muriendo la adolescente ahogada minutos después.

Te puede interesar