Sobreseen al pastor que mandó un video masturbándose

Policiales 18/11/2021
FZAJRJXUF76WCVNCFWBHWWOJWQ

La semana pasada se conoció la resolución de la jueza cipoleña Laura González Vitale en la investigación contra un pastor evangélico de Catriel denunciado por enviar un video porno a una feligresa que concurría a su templo. Según contó la mujer, y aportó las pruebas, el hombre le envió un video mientras se masturbaba por WhatsApp.

En la causa, en la cual tambien intervino el juzgado de Paz de Catriel, le ordenó capacitarse en violencia de género y le dictó una prohibición de acercamiento.

Ocurrió en plena cuarentena del 2020 durante una conversación de WhatsApp que inició luego de que la mujer publicara en un estado que se sentía con dolor de cabeza. El pastor, conocido allí como Polo Cerda, le respondió "voy a orar para que Dios la sane", a lo que la mujer respondió "Gracias pastor".

Ese intercambio de mensajes ocurrió entre las 00.40 y la 1 de la madrugada. Sin embargo, a las 2.25 de la madrugada el hombre le envió un video a la mujer en el que se está masturbando y puede verse claramente su cara.

La mujer radicó la denuncia en la Comisaría 9° de Catriel y el caso tomó trascendencia en toda la región.

juzgado-de-paz-696x522

Esa semana el pastor grabó un video en el que pidió disculpas por lo ocurrido y negó haber enviado esa grabación. "Teóricamente yo lo envié, pero yo estoy consciente y seguro que ese video yo no lo envié a esa señora y nadie lo enviaría. Lamentablemente ese video llegó ahí", empezó diciendo el hombre quien, sin embargo, no negó ser él mismo el que aparece en la grabación.

"Esta mañana cuando me voy a levantar para preguntar cómo estaba, si Dios le había sanado el dolor de cabeza, me encuentro con esto, con que estaba bloqueado. Miro el video y veo que estaba ese video. Le mando por Messenger pidiendo disculpas, diciéndole que no sé cómo llegó ese video ahí, estaba bloqueado", continuó explicando.

"Después me llama el esposo enojado, y está bien que esté enojado. Creo que a cualquiera que nos hubiese pasado eso estaríamos reaccionando de la misma manera, le pedí disculpas a él, le pedí disculpas a la señora", agregó el pastor, y lanzó: "Yo no soy así de mandar videos a nadie así que pido disculpas. La verdad que no hubo acoso ni tampoco me provocó ni nada por el estilo".

La causa llegó hasta la Justicia cipoleño, pero la investigación no prosperó porque según el fallo de la jueza, el hombre envió ese mensaje de forma involuntaria.

Se conoció que a través de pericias aportadas por un experto en computación, se demostró que hubo un error involuntario por parte de Cerda. Además, la jueza remarcó que el proceso no afectó el buen nombre y honor del imputado.

Te puede interesar