Catriel: El desafío de una mujer al frente de una pyme petrolera

Energia 22/11/2021
TSS

Paola Molina tomó las riendas de una empresa de transporte al inicio de la crisis mundial por el coronavirus. Logró reponerse a la caída de la actividad y hoy atraviesa un gran presente brindando servicios a varias operadoras de Río Negro y La Pampa.


Cambié de rubro”, bromea Paola Molina sobre el giro radical que hizo en su vida hace un par de años. La mujer, que vive en Catriel, se dedicaba a las tareas domésticas hasta que en 2019, tras una reorganización en la empresa de la cual es socia, tomó las riendas de la pyme.

Hoy es la gerenta de Transporte San Salvador, una firma que abastece a varias de las empresas del sector hidrocarburífero en los yacimientos aledaños a Catriel, principal usina de extracción de crudo en la provincia. También presta servicios a compañías que operan en La Pampa.  

La empresa se creó hace 15 años y tuvo que superar varias crisis, especialmente la que ocasionó la pandemia, para que hoy pise firme en el rubro petrolero. Paola contó que en los primeros años no tuvo mucha participación en la empresa familiar y que se dedicó exclusivamente a la crianza de sus dos hijas que hoy son las otras dos socias que tiene la SRL.

La pandemia nos afectó mucho porque se paró la actividad a cero. Hoy estamos trabajando bien día a día”.   Paola Molina, gerenta de San Salvador

Agustina de 25 años, estudiante de ingeniería agrónoma en la UBA, y Valentina de 22, estudia Recursos Humanos en Neuquén. La pyme liderada por mujeres viene recuperándose del golpe que ocasionó a todo el sector la pandemia por el coronavirus, pero hoy se encuentran con un importante flujo de trabajo.

“No tenemos ningún contrato fijo, esto es día a día. Fue todo un desafío para mí con todos los miedos y las dudas. Encima me agarró la pandemia. Para que tengas una idea, el exgerente renunció al cargo el 10 de marzo -de 2020- y una semana más tarde comenzaron las restricciones por la pandemia”, señaló.


“Fue un gran aprendizaje para mí, porque toda mi vida me dediqué a ser ama de casa. Por cuestiones de la vida, decidí hacerme cargo de Transporte San Salvador. Somos un grupo de 10 empleados, tengo un gran equipo, linda gente. Somos pocos y eso ayuda a mantener un buen clima laboral”, relató la mujer de 48 años.

La empresa se dedica a realizar servicios generales con grúas, hidrogrúas y montajes. Trabaja con varias empresas reconocidas en el sector como Capex y San Antonio, entre otras. Paola precisó que al no tener contratos fijos el trabajo tiene vaivenes.

“La pandemia afectó mucho porque se paró la actividad a cero. Hoy estamos trabajando bien. Tenemos meses de mucha demanda y otros vienen más tranquilos”, aseguró.

Si bien sus hijas no tienen un rol activo en la empresa, Paola apuesta a que se involucren con la toma de decisiones cuando finalicen sus estudios universitarios.


Diario Río Negro /(suplemento Energía)

Te puede interesar