El Papa Francisco aceptó la renuncia del obispo Marcelo Cuenca

El obispo presentó su renuncia hace unos meses y una comisión del Vaticano estaba analizando su pedido.
OIF
Marcelo Alejandro Cuenca Revuelta

“El Santo Padre Francisco” aceptó la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Alto Valle del Río Negro, presentada por monseñor Marcelo Alejandro Cuenca Revuelta, de 66 años, que había sido nombrado por el papa Benedicto XVI el 10 de febrero de 2010. 

Al mismo tiempo, el Papa nombró administrador apostólico de Alto Valle del Río Negro a monseñor Alejandro Pablo Benna, obispo titular de Vardimissa y obispo auxiliar de la diócesis de Comodoro Rivadavia. La información fue hecha pública hoy (19/03) en forma simultánea en Roma y en Buenos Aires.

Cuenca había sido cuestionado duramente durante los últimos años, principalmente por brindar resguardo en la Diócesis del Alto Valle al sacerdote Luis Alberto Bergliaffa quien había sido condenado por la Iglesia por abuso sexual contra una niña. También recibió duras críticas cuando la misma institución resguardó los detalles de la salida de un sacerdote de Allen quien tiempo después después fue condenado a ocho años de prisión por abuso sexual contra un menor.

Las medidas adoptadas por Cuenca habían generado una fuerte crítica no sólo en distintas organizaciones sino también de sus feligreses. Incluso, muchos de ellos habían optado por dejar de asistir a las misas que brindaba el religioso en la Catedral de Roca.

La diócesis de Alto Valle del Río Negro

Creada el 22 de julio de 1993 por el papa San Juan Pablo II, comprende, en la provincia del Río Negro, los departamentos de General Roca y El Cuy, con una superficie de 37.130 kilómetros cuadrados y una población de 372.657 habitantes. Cuenta con 19 parroquias, 28 sacerdotes de los cuales 20 son diocesanos y 8 religiosos,7 diáconos permanentes, y 35 institutos educativos de la Iglesia.

La catedral Nuestra Señora del Carmen y la sede episcopal están en la ciudad de General Roca.

Su primer obispo fue Mons. José Pedro Pozzi, salesiano, elegido obispo de Alto Valle del Río Negro por San Juan Pablo II el 22 de julio de 1993. Recibió la consagración episcopal el 25 de septiembre de 1993 y tomó posesión canónica de esta sede el 16 de octubre de 1993. Renunció por edad el 20 de marzo de 2003.

El segundo obispo de Alto Valle del Río Negro fue Mons. Néstor Hugo Navarro, quien siendo administrador apostólico de la arquidiócesis de Bahía Blanca, San Juan Pablo II lo trasladó como obispo de Alto Valle del Río Negro el 20 de marzo de 2003. Tomó posesión de esta sede el 24 de mayo de 2003. Renunció por edad el 10 de febrero de 2010.

El tercer obispo fue Mons. Marcelo Alejandro Cuenca Revuelta, elegido obispo de Alto Valle del Río Negro por el papa Benedicto XVI el 10 de febrero de 2010. Recibió la ordenación episcopal el 25 de marzo y tomó posesión e inició su ministerio pastoral el 11 de abril de 2010.

Te puede interesar