Portezuelo, la grieta entre mendocinos y pampeanos

Sociedad 17/01/2022
Imagen-Portezuelo-del-viento

La represa en el río Grande, afluente del Colorado, entró en una etapa de definiciones políticas. Además de las provincias vecinas, también hay divisiones entre los cuyanos.

El momento de expresar reclamos dentro del territorio mendocino tiene un condimento especial. El 21 de este mes vence el plazo que le había pedido el gobernador Rodolfo Suárez al presidente Alberto Fernández para que emita el laudo por una decisión de las provincias que integran el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado, Coirco.

La obra ya está licitada pero no adjudicada. El Coirco votó cuatro a uno que se haga un estudio de impacto ambiental integral en la cuenca antes de construir la represa. Como las decisiones tienen que ser unánimes, se lo convocó al presidente a que decida.

Como hay cierta certeza que el presidente va a incurrir en el silencio, Suárez dijo que para no perder la plata que está en un fondo fiduciario podrían usarla para hacer otros emprendimientos hidroeléctricos.

Ahí saltó Malargüe como leche hervida porque ya tienen fracasos acumulados como la minería, la explotación de la mina de potasio y la ruta 40 en pésimo estado y judicializada.

“Históricamente la cámara ha trabajado por todas la actividades del departamento y sus banderas han sido trabajar por las rutas, el desarrollo minero y el turismo”, dijo el presidente de la cámara de comercio de Malargüe, Gustavo Miras, a RÍO NEGRO. Puntualizó que la represa de Portezuelo del Viento es la bandera más importante y que en sus cinco años en la conducción de la entidad, tres como presidente, “he sido un defensor de Portezuelo del Viento”.

En la jornada del jueves, una delegación de políticos de Malargüe que integró Miras acompañado por dos concejales del frente Cambia Mendoza le presentaron un escrito al ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez, pidiendo que el gobernador vaya al departamento y de detalles de la puja por Portezuelo del Viento.

“Si prima la coherencia, el laudo debería ser a favor de Portezuelo, por el historial que tiene y que comenzó con el convenio entre Néstor Kirchner y Julio Cobos en 2006 y el actual presidente que era, entonces, jefe de Gabinete”, recordó Miras.

Los malargüinos se convocaron la semana pasada en la sede de la cámara para debatir qué harán si no se hace Portezuelo y allí se habló de tomar medidas de acción directa como afectar la producción petrolera.

De todas formas, se resolvió esperar los tiempos antes de tomar una medida. Esperarán hasta el 21 a ver si Fernández lauda luego de que el mismo día de diciembre Suárez entregara una nota en Casa Rosada con el planteo de pronto despacho.

Los políticos y comerciantes de la zona sur no quieren ni sentir hablar de un “plan B” que les quite el sueño de la represa que tienen desde hace 50 años. Dicen que la presa ayudará a manejar el caudal del Colorado porque permitirá regularlo desde uno de los afluentes.

Miras indicó que se generó una expectativa en la zona en cuanto a la mano de obra, la industria, el turismo y que eso “va mucho más allá que algún oportunista diga que Portezuelo del Viento se cae”.

La resolución del Coirco fue en junio del 2020. El artículo 29 del Estatuto del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) dice que: “El árbitro tendrá treinta días para recabar informaciones y antecedentes, y para realizar toda diligencia que considere necesaria para mejor proveer. Vencido dicho término, deberá laudar dentro de los treinta días siguientes, pudiendo ampliar los plazos dentro de los treinta días siguientes, mediante decisión fundada”.

El río Grande tiene un caudal de unos 110 metros cúbicos por segundo y es el río más caudaloso de Mendoza. Se alimenta de deshielos exclusivamente. El río Barrancas, en tanto, tiene un caudal promedio de unos 36 metros cúbicos por segundo. Es decir que el primero aporta cuatro quintos del caudal del río Colorado.

El gobernador Suárez indicó: “El tiempo ya está cumplido, nosotros hemos llevado todo el proceso adelante, la licitación, ya estaríamos en pocos días en condiciones de adjudicar, pero no lo vamos a hacer de ninguna manera si no tenemos resuelto este conflicto, porque lo importante es preservar la seguridad de este dinero que es de todos para el futuro de Mendoza, así que vamos a pedir una resolución sobre este tema”.

En la licitación la única firma que se postuló fue Malal-hue, la UTE conformada por la compañía china Sinohydro con la mendocina IMPSA, Obras Andinas y Ceosa.


El intendente no quiere que Suárez se deje torcer el brazo
El intendente Juan Manuel Ojeda defendió la construcción de la obra Portezuelo del Viento y aseguró que confía en el gobernador Rodolfo Suárez para su concreción: “Creo que el gobernador no tiene que dejarse torcer el brazo, es lo peor que nos puede pasar a los mendocinos. Nos pasó a los malargüinos en el tema de la minería; quien conoce este departamento sabe que necesitamos minería. No lo decimos de capricho, este es un pueblo minero por historia y tradición y perdimos una gran oportunidad”.

En declaraciones que entregó la Agencia de Comunicación de la comuna mendocina, se consignó que, según Ojeda, hay dos actos institucionales que deben ser respetados: “El primero, cuando el gobernador Cobos acuerda con el presidente Néstor Kirchner y el segundo, cuando el gobernador Alfredo Cornejo firma para concretar la llegada de recursos. Los procesos para realizar esta obra fueron cumplidos en tiempo y forma; por eso nosotros vamos a defender nuestra tierra, este departamento, porque la situación no da para más”.

El intendente dijo que del departamento Marlargüe sale el petróleo que paga los sueldos de todos los estatales de la provincia. “Escucho voces por aquí, por allá, hablando livianamente de no hacer la obra, todos tratando de llevar agua a su molino aún cuando esto cause severos perjuicios a la provincia. Y así disponer esos fondos para otros emprendimientos necesarios pero no de la importancia que tiene Portezuelo. Si me preguntan que es lo que siento, diré que éstas vueltas -que se dan desde Nación para licitar la obra- beneficiarán a muchísima gente aunque es denigrante, y lo es también, porque se lo hacen a Malargüe.

En este sentido, quiero dejar en claro que el gobernador Suárez ha tenido siempre voluntad política, por Portezuelo, y de hecho presentó un escrito días atrás para poner punto final y empezar a trabajar en la obra. Que yo sepa, nada nuevo dijo el mandatario provincial de Portezuelo. Entiendo que si presenta un escrito al presidente Fernández es porque la está peleando; por eso, las especulaciones que brotan de sombríos intereses lo único que logran es hacerle daño al país”.


El dinero está en un fondo fiduciario
Mendoza firmó un acuerdo con Nación después de una disputa por promoción industrial que benefició a otras provincias. El acuerdo incluyó 21 cuotas en varios años y ese dinero, se resolvió, que iba a ser destinado a construir la represa. Por eso el presidente de los comerciantes de Malargüe dijo que, en definitiva, era plata mendocina que beneficiará a los vecinos de la cuenca.

La programación de desembolsos por U$S 1.123 millones llega hasta 2024, según lo que firmaron el exgobernador Alfredo Cornejo con la gestión del ex presidente Mauricio Macri. Si el actual mandatario, Alberto Fernández, no cumple con el pago de las cuotas se activa la causa judicial contra la Nación por los perjuicios que sufrió Mendoza con la promoción industrial, que se canjeó en 2006 por el dinero para hacer Portezuelo, la “obra del siglo”.

En el fondo, hasta el año pasado, había casi 80 millones de dólares y eso hace crecer la esperanza malargüina indico el Diario Río Negro 

Te puede interesar