Catriel: Robo de cables produce  cortes de energía

Sociedad 17/02/2022
edersa

Los robos en instalaciones eléctricas golpearon en las últimas tres jornadas a nada menos que cuatro ciudades de la provincia de Río Negro, afectando a miles de usuarios y generando un enorme riesgo en materia de seguridad pública.


CATRIEL

El último de los robos se produjo hace unas horas, en la localidad de Catriel. Allí un grupo de delincuentes utilizó caballos, “trepadores” de postes y sierras para robarse más de 500 metros de cable de media tensión y dejar sin servicio a alrededor de 3.000 usuarios, en una localidad donde EdERSA cuenta con unos 8.500 clientes. 

El hecho lo registró la guardia de la distribuidora eléctrica a las 2:43 de la madrugada de hoy y los operativos consiguieron recuperar el servicio en menos de una hora para casi todos los barrios afectados. Dado que las instalaciones también fueron vandalizadas, las reparaciones culminaron a las 9:50 para los barrios YPF y 60 viviendas IPPV (unos 200 usuarios).

Los delincuentes, como ocurre generalmente, actuaron amparados por la oscuridad pero lo novedoso de este hecho es que se dieron a la fuga a caballo. A pesar de la denuncia realizada, la policía no se hizo presente en el lugar.


FERNÁNDEZ ORO / ALLEN

Ayer se habían registrado dos robos, esta vez en Fernández Oro y en Allen.

El miércoles a la madrugada, en zona de Ruta Nacional 22 y entrada a la Isla 10 de Fernández Oro, atacaron las instalaciones de una subestación transformadora y se robaron un transformador de 63 KVA, que cuesta alrededor de 700.000 pesos y pesa nada menos que más de 500 kilos.
Es ni más ni menos que el transformador número 11 que roban o vandalizan en los últimos meses, afectando a miles de usuarios, poniendo en riesgo su vida y provocando un enorme perjuicio económico, en la seguridad pública y en materia económica.

El transformador abastece a todos los usuarios asentados sobre la ruta Nacional 22 y sectores aledaños. Desde las primeras horas del día, las cuadrillas operativas trabajan en la reposición de la máquina de potencia y el restablecimiento del normal suministro eléctrico. 

Mientras que ayer por la mañana las cuadrillas de operarios de Allen recibieron una denuncia acerca de un robo ocurrido en zona periférica a la ciudad, donde se alzaron con nada menos que 1.500 metros de línea de media tensión.


VILLA REGINA

El martes por la madrugada los delincuentes se alzaron con más de 500 metros de líneas de media tensión y dejaron sin energía eléctrica a toda la zona rural de Regina, justamente en una época del año muy intensa en materia de producción frutícola. “La alta demanda de la temporada no facilita las posibilidades de trabajar transfiriendo la carga eléctrica de un sector a otro, por lo que no siempre podemos garantizar el servicio en la zona donde se roban los cables”, explicó el ingeniero Damián Álvarez, Responsable Técnico Operativo de la sucursal Villa Regina de EdERSA.

Por ese robo se quedaron sin energía eléctrica durante varias horas (hasta que los operarios terminaron con los trabajos de reemplazos de cables y reparación de instalaciones) los barrios Nuevo, Melipal, Frutillar y Sauce.

Te puede interesar