Río Negro quiere subirse al boom de Vaca Muerta

Energia 18/03/2022
cropped-05-06-2018-NEUQUEN-PETROLEO-Y-GAS-MAURO-PEREZ-DSC_3294

Antes de mitad de año se licitarán los primeros tres bloques no convencionales de shale. La Universidad de Río Negro realizó un estudio para medir el impacto del uso del agua. Tendrá un importante impulso económico en Cinco Saltos y Campo Grande.

Vaca Muerta es la principal -¿y única?- esperanza que tiene Río Negro de torcer el rumbo que hoy tiene su actividad hidrocarburífera. A pesar de los continuos intentos de frenar el declino natural de sus bloques convencionales, la producción de petróleo sigue perdiendo barriles constantemente.


En los últimos años el retroceso significó 4.000 barriles por día menos. Una cifra muy alta teniendo en cuenta que la extracción de enero apenas superó los 23.000. Por eso, la inminente licitación de tres bloques no convencionales de la formación Vaca Muerta son la gran apuesta de la provincia.


La secretaria de Energía de Río Negro Andrea Confini, confirmó a Energía On que la compulsa se lanzará antes de julio. Explicó que la demora, ya que estaba previsto hacerlo el año pasado, se debió a un estudio complementario que realizó la Universidad de Río Negro para medir el impacto ambiental que tendrá la actividad, especialmente en torno al agua.


“Ya sabemos que no tendrá un impacto considerable en el uso del agua. Este estudio era muy importante y por eso demoró un poco la licitación que saldrá en este primer semestre del año”, señaló.


Confini aseguró que se trata de la gran apuesta que tiene la provincia para revertir el escenario actual. “Con las proyecciones que se hicieron el año pasado el panorama es muy complejo, por eso no podemos quedarnos quietos y estamos permanentemente tratando de conseguir inversiones y generar movimiento en el sector. Estamos trabajando para poder licitar los bloques de Cinco Saltos, Confluencia Norte y Confluencia Sur. Sabemos del gran contenido orgánico que tienen y, la cercanía a bloques de Vaca Muerta en Neuquén han generado un gran interés por parte de las operadoras”, indicó.


Detalló que el uso de agua que se requiere es similar a la evaporación que tiene el Lago Pellegrini, zona donde se encuentran los yacimientos. Estas áreas tendrán un fuerte efecto en la economía de Cinco Saltos y Campo Grande. Confini comparó este proceso con el impacto que tuvo Estación Fernández Oro (EFO) para la provincia.


“Esto va a generar muchos puestos de trabajo genuinos y mano de obra local. Es una importante perspectiva de desarrollo para dos localidades chicas que necesitan este tipo de iniciativas, va a generar un derrame económico muy importante en la zona”, explicó.


Las áreas están ubicadas a 40 kilómetros de la zona urbana de Cipolletti, al límite oeste de la provincia. En el combo también se licitará el bloque convencional Jagüel de los Milicos.


Será el primero que tendrá en cuenta la emisión de gases tipo invernadero. Por eso la operadora deberá presentar un plan de compensación, que luego se extenderá a todas las nuevas renegociaciones. Forma parte del paquete de leyes “verdes” que el año pasado la gobernadora Arabela Carreras elevó a la Legislatura.


Sobre el convencional, Confini señaló que el año pasado se generaron 20 nuevos pozos productores y en lo que va de 2021, solo 2. Sin embargo adelantó que el objetivo es superar la marca de 2021.

La discusión por el manejo provincial de las hidroeléctricas


Sobre la discusión del futuro de las concesiones hidroeléctricas que vencen en poco tiempo, Confini fue cauta y señaló que se “está trabajando” junto a Neuquén para definir qué es lo mejor para ambas provincias.

Adelantó que el principal interrogante es saber si es viable que las provincias se hagan cargo del manejo total de las represas.

“Es una gran oportunidad para discutir y debatir qué es lo mejor. ¿Cuál es la oportunidad? Saber si es la participación total, si es armar un acuerdo que comprometa el desarrollo de nuevas hidroeléctricas. Estamos trabajando para definir lo mejor para Río Negro y Neuquén”.


En diciembre, el gobernador neuquino Omar Gutiérrez y su par rionegrina, Arabela Carreras, firmaron un acuerdo en el que reafirmaron la competencia de las provincias en los aprovechamientos.
Las provincias rechazan una prórroga y reafirman su competencia y proponen su administración conjunta.

 
Los contratos firmados hace 30 años, estipulan que las concesiones debieran ser revertidas al Estado nacional. Pero la reforma constitucional de 1994 le dio potestad sobre los recursos energéticos a las provincias. Por eso se abrió un debate sobre qué decisión tomarán Río Negro y Neuquén.

Por Fabricio Álvarez

Te puede interesar