EdERSA reemplaza el cobre por aluminio para evitar robos

Captura-de-pantalla-2022-05-24-145742-782x400-1

La empresa Edersa comenzó a cambiar cables de cobre por otros de aluminio para reducir la cantidad de robos del tendido eléctrico.

Para revertir la gran cantidad de robos de cables del tendido eléctrico en las ciudades del Alto Valle Este, la distribuidora comenzó con un plan de recambio para reemplazar los cables de cobre por otros de aluminio.

El programa se puso en marcha en las últimas semanas en Villa Regina e Ingeniero Huergo, donde se produjo recambio de 21 kilómetros del tendido de media tensión y de esta forma reducir el accionar de los delincuentes que buscan el cobre de los cables por su alto valor de reventa.

El robo de cables se transformó en los últimos meses en un gran problema tanto para la empresa distribuidora como para los usuarios afectados por la imprevista salida de servicio, que demanda varias horas de trabajo a las cuadrillas para reponer el suministro.

De acuerdo a los datos aportados por Edersa, desde enero hasta mayo se produjeron más de 200 robos de cables de media y baja tensión en la zona comprendida desde Mainqué hasta Chelforó que está bajo la atención operativa de la sucrusal de Villa Regina, que insumieron entre 150 y 200 horas de trabajo para restablecer el servicio a los sectores afectados.

“El escenario se tornó realmente preocupante, se nota y desde hace meses se inició un plan de recambio de conductor, para pasar en muchos sectores de cable de cobre a aluminio”, precisaron desde la empresa a cargo de la distribución del servicio en la provincia.

Agregaron que “el robo de cable y de transformadores tiene todo tipo de afectados: delincuentes que han sufrido lesiones al manipular líneas tensionadas en 13.200 voltios; vecinos que ven resentido su servicio durante largas horas; y la distribuidora, que sufre pérdidas económicas millonarias”.

Damián Álvarez, responsable Técnico Operativo de Edesa en Villa Regina, señaló que “los delincuentes buscan el cobre, porque se paga mucho más en el mercado negro que el aluminio. Por eso es que en los últimos meses ejecutamos obras de reemplazos de líneas troncales, que vinculan ciudades como Villa Regina e Ingeniero Huergo. Llevamos más de 21 kilómetros de sustitución por redes de aluminio”.

Detalló que entre enero y mayo en el área operativa de Edersa correspondiente a Villa Regina que abarca a las localidades de Mainqué, Ingeniero Huergo, Godoy, Regina, Chichinales, Valle Azul y Chelforó, se registraron “33 robos de cables de media tensión. Si sumamos los de baja tensión, acometidas, cruces de calles y demás, estamos arriba de los 200. Se ha vuelto un problema realmente muy importante”.

Finalmente apuntó que por la sucesión de robos, son miles de metros de cables de cobre los robados, por lo que al reemplazar el tendido se colocan cables de alumnio. “Creo que es la mejor manera de desalentar este flagelo, a la vez que el servicio no pierde rendimiento. Cada robo es un fuerte dolor de cabeza para los vecinos, porque se tarda entre 4 y 10 horas restablecer el servicio, dependiendo del daño ocasionado. Calculamos que sólo en el Alto Valle Este hemos perdido entre 150 y 200 horas de trabajo por ello. Algo así como 25 jornadas laborales”, sintentizó.

Te puede interesar