Nació y su papá había muerto una semana antes: logró llevar su apellido

Policiales 01/06/2022
dnijpg
FOTO ILUSTRATIVA

Un niño que hoy tiene siete años consiguió un nuevo documento de identidad con el apellido de su papá. Cuando nació, el progenitor ya había fallecido y por eso fue inscripto solo con la filiación materna. El año pasado algunos familiares directos aportaron pruebas de ADN y hace unos días se firmó el fallo civil que ordena la nueva inscripción.

El papá murió el 8 febrero de 2014 en Cipolletti y el bebé nació una semana después. En ese momento no fue posible el reconocimiento ya que, al no estar casados, no resultó aplicable la presunción de paternidad. El niño creció solo con el apellido de su mamá.

En 2020, la mujer recibió asesoramiento del Ministerio Público de la Defensa y decidió iniciar el trámite de filiación. Lo hizo en el juzgado Civil de Cipolletti donde ya cursaba la sucesión del hombre, que tiene otros dos hijos mayores de edad.

Durante el proceso se convocó a la mamá del fallecido, presunta abuela del niño. Esa mujer consintió el proceso e incluso sostuvo que resultaba necesario realizar el juicio de filiación. Además de la defensa pública civil se sumó al expediente la defensora de menores. 

El juzgado le dio intervención al Cuerpo de Investigación Forense del Poder Judicial, aunque los profesionales informaron que era altamente probable que la comparación de los perfiles genéticos solicitados (de la madre, del niño y de la presunta abuela) no aportaran resultados determinantes para establecer parentesco. Por ello, y con el objetivo de obtener un resultado más concluyente, se aconsejó la exhumación del cuerpo del presunto padre para toma de muestras o la toma de muestras de hermanos e hijos del fallecido para elaborar un perfil genético con más certeza.

En noviembre del año pasado las hermanas del hombre fallecido y uno de sus hijos mayores aportaron ADN. El resultado fue informado en febrero de 2022 y en ese reporte se consignó que la probabilidad de vínculo biológico de paternidad era del 99,9%.

El fallo sostuvo que “lo que aquí se debate no es más ni menos que el derecho a la identidad de un menor de edad, por lo que, como en todo proceso donde se debaten intereses y derechos de menores; indiscutiblemente se deberá priorizar y tener en cuenta para la resolución del mismo el interés superior del niño, el cual posee raigambre constitucional”.

Sobre la base de las pruebas se hizo lugar a la acción de filiación y se ordenó la reinscripción del niño con el apellido de su padre y de su madre.


--
Dirección de Comunicación Judicial - Poder Judicial de Río Negro

Te puede interesar