Femicidio de Patricia, imputado dijo que no la mató y que lo obligaron a enterrar el cuerpo

Policiales 11/07/2022
ag-catriel-Femicidio-de-Patricia-salto-1 (1)

Fernando Cronenbold declaró hoy en Cipolletti. Vinculó el crimen con un ajuste de cuentas y responsabilizó a dos hombres. Su primer defensor le dijo que nadie creería su versión.


Fernando Cronenbold dijo que dos hombres de «acento raro» lo obligaron a enterrar el cuerpo de Patricia Rendón Rodríguez, en una zona rural a unos 80 kilómetros de Catriel. Agregó que cuando fue al punto de encuentro ya estaba muerta y pensó que lo iban a fusilar a él también. Se trata de un extracto de su declaración ante la jueza de Garantías Agustina Bagniole y las partes que intervienen en el proceso judicial. El hombre está con prisión preventiva por el femicidio de la joven de 31 años, el pasado 28 de junio.


Habló por más de 40 minutos y reforzó la teoría que desplegó su defensor Rubén Antigua en la audiencia de formulación de cargos: dijo que él no la mató y vinculó al crimen a un ajuste de cuentas «posiblemente» por narcotráfico. Para abonar su teoría, que tiene poca credibilidad por parte de los acusadores y mucho menos ante la opinión pública, dijo que Patricia contaba con mucha plata, que la juntó en poco tiempo y que incluso en una oportunidad le pidió ayuda para «apretar» a dos hombres que le debían 300 mil pesos. «Es la única razón que encuentro», indicó.


Tan ficticia resuena su teoría que el propio defensor público que tomó el caso tras su detención, le dijo que nadie le iba a creer. Fue sorpresivo cuando Antiguala en la audiencia de formulación de cargos, horas después de haberse constituido como defensor, dijo que dos personas vinculadas al narcotráfico la mataron y que tenía varias deudas. 


Ante la pregunta de su defensor -no contestó preguntas de la fiscalía- indicó que cree que el crimen responde a un ajuste de cuentas vinculado con el narcotráfico.  El imputado relató que Patricia lo invitaba a comer asados continuamente y siempre pagaba ella, algo que le llamaba la atención. Puso dudas sobre cómo conseguía ese dinero. Un tiempo antes del femicidio, Patricia ya era dueña de un local comercial y tenía mucha plata, según dijo el imputado . «Yo le preguntaba de dónde la sacaba y me decía que de la tienda».


Crononbold dio más detalles en la audiencia de hoy sobre esta teoría, pero nada dijo de cómo llegó al punto de encuentro que fue citado, según él, para entregar un dinero que los supuestos secuestradores le pidieron. 

Contó que lo llamaron para encontrarse en la zona donde un día después encontraron el cuerpo de la joven de 31 años. Le habían pedido 5 millones de pesos. Fue con $1,2 millones, plata que venía ahorrando para viajar al cumpleaños de 94 años de su abuelo en Bolivia, aseguró. 

Agregó que dos personas que estaban en un auto Vento azul, sacaron el cuerpo del baúl y lo pasaron al Fluence de Cronenbold antes de enterrarlo. Ese detalle no es menor en su relato, porque lo utilizará en su teoría la defensa para justificar en caso que las muestras de sangre que se recolectaron en el allanamiento del vehículo sean de la víctima. Esas huellas fueron enviadas a Bariloche para ser peritadas.  

«Ellos me dijeron que tenía que ir con el dinero si quería verla (…) contaron la plata, sacaron el cuerpo y lo pusieron en mi baúl. Yo pensé que estaba viva, pero ya estaba muerta. Me dijeron que si no conseguía el resto iba a seguir mi hija y yo». Yo no sé si fue por narcotráfico, yo hablaba todos los días con ella, nos llevábamos bien, pero no sé porque era esa deuda. Ellos estaban armados. Me dijeron que la entierre, yo pensé que me iban a matar a mi también, pero supongo que no lo hicieron por la plata».

No dijo porque no declaró antes – puede hacerlo en cualquier momento del proceso- y fue una versión similar, pero más escueta, a la que brindó cuando estaba detenido en la Comisaría de Catriel.

Admitió que el defensor Sebastián Nolivo le dijo que nadie iba a creer su historia: «Pero es la verdad. No fui yo quien la mató, con qué necesidad lo hubiese hecho. Mi familia me dice que cómo pude hacer algo así, pero yo no fui», manifestó.

Cronenbold, actualmente con prisión preventiva, dijo que su primera intención fue ir a la Comisaría a realizar la denuncia, pero que entró en shock luego de ser detenido en el ingreso sur de Catriel, cuando regresó del lugar donde estaba enterrado el cuerpo de Patricia. Eran alrededor de las 17 del 28 de junio pasado.

Horas después y tras esa conversación con Nolivo decidió contar donde estaba el cuerpo. «Yo no me quise escapar como dicen, si no me hubiese ido por otro lado no hubiese vuelto», expresó. Está imputado por femicidio y tras la audiencia de formulación de cargos le dieron seis meses de prisión preventiva pero se desconoce cuál es su lugar de detención actual. Días después del femicidio se conoció que había una causa penal por violencia de género.

Críticas al defensor
El abogado Rubén Antiguala continúa recibiendo reproches por su desempeño no solo en el fuero civil de Cipolletti, sino en el penal. Cuando tomó la defensa de Fernando Cronenbold, RIO NEGRO dio cuenta de su alegato sin perspectiva de género. El día de la formulación de cargos, Antiguala formuló una defensa con una ausencia sobre la temática de género inusitada.


Esa hipótesis, que se hizo pública porque la audiencia fue transmitida por YouTube, generó un fuerte rechazo por parte de grupos y organizaciones feministas. A tal punto que el abogado aseguró que se sentía hostigado y que temía por su seguridad.


Hoy en plena feria judicial, insistió en que su cliente quería volver a declarar. Y pidió que fuese sin público ni prensa. La audiencia se habilitó como trámite de feria por tratarse de una persona detenida.

Sin embargo el defensor que no quería prensa terminó convalidando la presencia a un periodista con antecedentes penales, entre ellos una causa por el delito de extorsión vinculado a su labor periodística.

Justamente por una difusión que se hizo a través de las redes de ese periodista, es que Antiguala recibió un serio reproche en el fuero civil por la exposición de unas niñas en situación de vulnerabilidad. No se confirmó oficialmente, pero el Colegio de Abogados estaría al tanto de esa conducta, rayana a las faltas que establece el código de ética.


Fabricio Alvarez (Diario Río Negro)

Te puede interesar