Condenan a un hombre de Catriel que abusó y embarazó a su sobrina de 12 años

Policiales 13/07/2022
tribunales-plano-normal_salto

Le dieron 10 años de prisión. Deberá presentarse semanalmente en la fiscalía de Cipolletti hasta que la sentencia quede firme.

La justicia de Río Negro condenó a 10 años de prisión a un hombre de Catriel que abusó y embarazó a su sobrina de 12 años. Surge del expediente judicial que aprovechó la situación de convivencia para cometer el delito. Como consecuencia del abuso la menor quedó embarazada, fue ese el detonante de la investigación.

La tía de la víctima, y expareja del condenado, acompañó a la joven al hospital porque tenía dolores abdominales. Luego de unos análisis se confirmó el embarazo y se procedió a realizar un aborto conforme a la ley 27.610.


Los estudios dieron muestra de las evidencias físicas del abuso y como marca la ley dieron intervención a la justicia. La niña estaba embarazada de 23 semanas por lo que se infiere que el hecho ocurrió aproximadamente el 15 de febrero de 2019.


El tribunal conformado por los jueces Julio Sueldo, Marcelo Gómez y la jueza Laura González Vitale condenó al hombre como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal, agravado por la situación de convivencia preexistente de una menor de 18 años. Una de las medidas que se impuso hasta que la condena quede firme es que se presente semanalmente en la fiscalía de Cipolletti para asegurar sus compromisos procesales.


La víctima había quedado al cuidado de sus tíos a los cinco años, cuando se cometió el abuso la pareja estaba separada y la víctima vivía con su tía, pero ocasionalmente pasaba los fines de semana con el hombre. Al inicio de la investigación hubo tres sospechosos, pero las muestras de ADN confirmaron que el autor del abuso sexual era el tío.


El defensor Pablo Barrionuevo aseguró que la evidencia producida en el juicio era insuficiente para una condena, incluso dijo que no había declaración de la víctima que era la «piedra angular» del debate y también cuestionó el procedimiento de las muestras de ADN.

El equipo de profesionales que intervinieron en el caso recomendó que la menor no sea sometida a una declaración en Cámara Gesell.

El imputado fue hallado penalmente responsable del delito y en el inicio de cesura se llegó a un acuerdo entre las partes para la pena de 10 años de prisión efectiva.

Te puede interesar