Femicidio de Catriel: Denuncian persecución y hostigamiento a la madre de Patricia Rendón

Policiales 26/07/2022
md (21)

La mamá de Patricia Rendón, la víctima del femicidio ocurrido hace un mes en Catriel, denunció persecución y hostigamiento por parte de un amigo del principal imputado en la causa. El abogado que representa a la familia, Marcelo Hertzriken Velasco, aseveró que esta persona le hace un seguimiento de todos sus desplazamientos por la localidad, la fotografía y la llama por teléfono asiduamente. Aseguró que se trata de un caso de obstaculización a la investigación.

Estos hechos son interpretados como una maniobra de intimidación y se solicitará una medida de restricción hacia los familiares y de cese de comunicaciones. El sujeto que realiza estos seguimientos está individualizada: se trata de un individuo de apellido Rodríguez, a quien la justicia le entregó la administración de los bienes de Fernando Cronenberg por lo menos hasta que llegue la etapa del juicio.

Carmen Rodríguez Montero es la mamá de Patricia Rendón y vino desde Santa Cruz de la Sierra especialmente para participar del sepelio y hacerse cargo de la nieta, una niña de 7 años que en este momento se encuentra judicializada. Según Hertzriken, la menor está a disposición de la Secretaría de la Niñez y la Adolescencia provincial, y su abuela todavía no dispone de la custodia plena. Un obstáculo a la hora de cumplir con su objetivo, que es regresar a Bolivia donde está instalada toda la familia.

Además, la mujer está terminando de operar el local de modas que tenía Patricia para poder saldar las deudas que tenía por el propio giro comercial y hacer un cierre a toda esa situación. En esa actividad, Carmen comenzó a notar que se cruzaba demasiadas veces con una persona que le pareció conocida. Y finalmente terminó por ubicarla como un allegado y amigo de Cronenbald.

Según la denuncia pública, Rodríguez – que es supervisor de campo en una empresa de servicios petroleros -, realiza seguimientos constantes de Carmen Rodríguez Montero por diversos sectores de la ciudad, sacando fotografías. Para el abogado, esta conducta podría ser calificada de “intimidación” a los familiares y como un “comportamiento de entorpecimiento investigativo”. Precisó que ya se informó de esta situación al fiscal jefe, Marcelo Herrera, a quien le sugirió algunas medidas a adoptar.

Para Hertzriken, la conducta de Rodríguez y del imputado Cronenbald es una actividad “amenazante, intimidatoria. Lo mejor es hacerlo público. Catriel es una comunidad muy chica; la forma de proteger a Carmen es hacer visible que hay una persona que la está molestando en el peor momento de su vida”.

anr

Te puede interesar