Cuatro meses de prisión preventiva para el policía de Catriel que agredió a su expareja

Policiales 14/08/2022
Ag-cipo-Policia-Rio-Negro-Salto (1)

El hombre será alojado en una dependencia del Grupo Especial COER por su condición de policía mientras cumpla la condena preventiva. El jueves había sido protagonista de un caso de violencia de género.  


Hoy le formularon cargos la policía de Catriel que en la tarde del viernes fue detenido por protagonizar un caso de violencia de género y fugarse. Ayer finalmente el efectivo se entregó y quedó detenido en una comisaría de Roca. Este mediodía se realizó la audiencia de formulación de cargos. El imputado Marcos Carriqueo permanecerá cuatro meses en prisión preventiva hasta que llegue el juicio. 


Hoy le formularon cargos por múltiples delitos. Violación de domicilio, portación ilegitima de arma de fuego de guerra y coacciones agravadas por el uso de arma de fuego, ya que en dos oportunidades amenazó al hombre que acompañaba a su expareja y a los policías que intentaron impedir que continúe con su accionar.  

Además, se le imputaron lesiones leves perpetradas al hombre y lesiones leves agravadas por la relación de pareja pre existente y violencia de género, por las heridas causadas a la mujer. Asimismo, le endilgaron el delito de daño y robo en forma reiteradas y coacción en contra de la mujer en dos oportunidades. 

Como sustento probatorio, la fiscalía mencionó que cuenta con las entrevistas realizadas a los agentes policiales que intervinieron en los hechos, además de aquellas efectuadas al jefe directo del acusado, titular del área de Toxicomanía de Catriel y a otro jefe que tuvo contacto con él. Todas ellas están video filmadas y a disposición de la defensa. 

Además, se suman los resultados de la requisa realizada al vehículo en donde recuperaron el teléfono celular del hombre víctima y el arma reglamentaria de la mujer, los resultados del trabajo realizado por gabinete de criminalística y los informes del médico forense que certificó las lesiones. 

La querella en representación de la mujer, adhirió a la plataforma fáctica y la calificación legal a la que tampoco se opuso la defensa. 

Finalmente, la fiscalía solicitó la prisión preventiva por el peligro procesal de entorpecimiento de la investigación hasta tanto se produzca el juicio. En este sentido el fiscal adelantó que, de acuerdo a la totalidad de la evidencia con la que cuenta, el mismo no debería extenderse más allá de los próximos cuatro meses. 

A todo ello hizo lugar la Jueza de Garantías que dispuso la apertura de la investigación penal preparatoria y la prisión preventiva del acusado, ambas por el término de cuatro meses. 

El hecho ocurrió en Catriel
El hecho ocurrió el 11 de agosto alrededor de las 15. Según el relato del fiscal Gustavo Herrera, la víctima se encontraba en su domicilio charlando con un amigo cuando la expareja irrumpió violentamente en el domicilio. En aquel momento comenzó a apuntar con su arma reglamentaria al amigo de la mujer diciéndole «no tenes nada que hacer acá ándate» y lo golpeó en la cabeza con la culata del arma. La mujer en el intento de detenerlo, recibió golpes en su cuerpo.  


El acusado continuó ejerciendo violencia. Salió de la vivienda y con un pico comenzó a dañar el vehículo del amigo de su expareja. En ese ínterin, la víctima logró dar aviso al personal policial, pero su agresor volvió a ingresar en el domicilio y la golpeó nuevamente, tomó su celular y se lo rompió, también se apoderó de las llaves del vehículo del amigo de la mujer. 

El acusado volvió a salir de la vivienda y sobre calle Los Junco y nuevamente se acercó a golpear al hombre y amenazarlo para que terminara la relación con la expareja. En ese momento, por calle Roca y Sáenz Peña llegaron dos patrullas que interceptaron a Carriqueo, como el acusado los amenazó diciéndole «no se metan porque disparo» los policías no pudieron detenerlo, pero sí lograron auxiliar al hombre que acompañaba a la mujer.  

El imputado volvió a ingresar al domicilio amenazó a la víctima y se llevó el auto del hombre. «Mira por lo que me cambiaste, ahora voy a matarlo voy a volver y te voy a pegar un tiro», le dijo y se fue.   

Los policías presentes solicitaron a la mujer que presentara la denuncia, como estaba muy atemorizada decidió irse en su auto junto a sus dos hijos, tras ella una patrulla la siguió para custodiarla. Durante el trayecto el acusado comenzó a perseguir a la mujer para que no llegara a la dependencia policial, según testimonios la siguió cinco cuadras y desistió.  

Cerca de las 15:30, el imputado decidió volver nuevamente a la casa de la víctima. Como no había nadie, ingresó, registró el domicilio, tomó el celular que anteriormente había roto y lo incineró en el patio del domicilio. Además, se apoderó del arma reglamentaria de la mujer y del celular del hombre que la acompañaba.  

Un oficial que había sido notificado de la situación se dirigió al domicilio, junto a dos efectivos y visualizaron que el hombre había regresado a la vivienda en compañía de una de sus hijas. Se acercaron y le pidieron que cambiara su actitud, pero el imputado nuevamente los amenazó, los apuntó con el arma y les dijo «no se acerquen porque los quemó». Según declaraciones, la situación causó temor a los efectivos policiales por la presencia de la niña y dejaron que se fueran. 

Luego de marcharse, la policía comenzó con un intenso operativo de búsqueda para dar con el paradero del imputado y su hija. Según el relato de la unidad fiscal el hombre, luego de marcharse se encontró en una zona entre Barda del Medio y Catriel, denominada La Escondida, con un miembro del personal de toxicomanía y allí hizo la entrega se su arma reglamentaria. Luego se dirigió a San Isidro, a la casa de la mamá de la víctima, para dejar a la niña.

Como sabían que podría dirigirse a ese domicilio, una comitiva de la policía regional lo estaba esperando, pero nuevamente logró huir dejando abandonado su vehículo. En ese auto el gabinete de criminalística secuestró el arma de la víctima y el teléfono que había sido sustraído del domicilio. Finalmente, ayer el policía imputado se entregó en General Roca.


El efectivo se había fugado con la menor de 11 años y finalmente se entregó esta tarde. Está detenido en Roca y se le formularán cargos.  

la-policia-patrulla-la-ciudad-la-noche

El efectivo de 43 años, era buscado por distintas unidades desde este jueves cuando ingresó a la casa de quien era su pajera -que también es policía- y después de agredirla hizo lo mismo con un amigo de la mujer. Además utilizó su arma reglamentaria para amenazar a los presentes y otros policías de Catriel que se habían hecho presentes, antes de retirarse con la hija de 11 años.

El hombre que presta servicios en la ciudad de Catriel y era miembro del COER, se presentó en una comisaría de Cipolletti junto a su abogado y luego de coordinar con la Fiscalía quedó detenido.

«Es un caso de violencia de género» aseguró una fuente judicial a RÍO NEGRO. Por esta razón y teniendo en cuenta que hay una hija en común entre el agresor y la víctima, los procedimientos son especiales.

Otros delitos que podrían imputarle son violación de domicilio, amenazas, coacción, heridas leves, secuestro, robo de arma de fuego, amenaza con arma de fuego reglamentaria y fuga. Los hechos cuentan con el agravante de tratarse de un efectivo policial.

Te puede interesar