El combustible podría sufrir un aumento el próximo 1 de octubre.

naftaspng

El próximo sábado 1 de octubre se actualizarán los impuestos a los combustibles, según lo establecido por el Gobierno nacional. Esa actualización corresponde al 2021 y primer y segundo trimestre de 2022. Estos incrementos -según se espera en el mercado- se trasladarían al precio final de las naftas y el gasoil que pagan los automovilistas en las estaciones de servicio.

Las empresas serán quienes decidan el traslado hacia los precios. En la empresa YPF, la líder del mercado con más del 60% de participación, aún no confirmaron si aplicarán incrementos, lo que tendría un impacto en los niveles de inflación del mes próximo. En otras compañías del sector, aseguran que seguirán el aumento que determine la petrolera estatal.

Desde el Gobierno reafirman que, tal como se estableció por decreto, el primer día de octubre corresponde aplicar la actualización de dos impuestos: Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y del Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC) que impactan en el precio de los combustible. Esos aumentos fueron postergados en varias oportunidades a lo largo de 2021 y 2022. Fuentes oficiales aseguraron que la decisión de actualización para el mes próximo se mantiene “en pie”, sin modificaciones.

DESDE EL SECTOR RECUERDAN QUE EL PRECIO POR LITRO DE LA NAFTA SÚPER EN YPF AUMENTÓ UN 45,5% EN LO QUE VA DEL AÑO, FRENTE A UNA INFLACIÓN ACUMULADA – HASTA AGOSTO- DEL 56,4 POR CIENTO. 


Sin embargo, y a pesar que se lo fijó por decreto, existe la posibilidad de que lo vuelvan a postergar, algo que el gobierno ya hizo en otras oportunidades.

Carlos Pinto, presidente de Cámara de Expendedores de Combustibles de Río Negro y Neuquén aseguró a #Canal10 que: «No va a ser una actualización total del impuesto, va a ser un pequeño ajuste que ronda entre el 3 y el 4% y va a estar afectando únicamente a las naftas, no al gasoil».

«Cuando es poco la misma petrolera absorbe ese aumento y trata de recuperar de alguna otra forma sin tocar el precio en el surtidor», señaló Pinto.

 

Si las productoras deciden sumar la devaluación del último tiempo, la reciente suba de los biocombustbiles y la inflación, el incremento podría ser más alto y similar a lo que se vio en la región en la última suba que rozó el 10%.

Las ventas de combustibles muestran una tendencia decreciente en los últimos meses, según un informe sobre expendio de combustibles elaborado por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha) que encendió las alarmas en el sector. En el reporte mensual que realiza la entidad se mostró que la venta en los surtidores se redujo en los meses de mayo, junio y julio y se acumuló una caída del 4,2%.

Desde CECHA, aseguran que las Estaciones de Servicio tienen que vender un mínimo de 283,000 litros mensuales para alcanzar el punto de equilibrio, volumen al que no llega el 48.1 por ciento de los establecimientos del país.

Te puede interesar