Desobedeció una orden judicial, amenazó a su ex y seguirá detenido

fisc_cs_banderas

El hecho sucedió la semana pasada y la audiencia de formulación de cargos se realizó el sábado. Se acusó a un hombre de coacción agravada, lesiones y desobediente a una orden judicial y se dictó su prisión preventiva.

Según indicó el fiscal del caso, la situación tuvo lugar el 26 de septiembre a las 21:48 cuando el acusado – desobedeciendo la orden que le prohibía tener contacto con su ex pareja y acercase a ella – se la encontró en la vía pública y comenzó a agredirla.

Como la víctima comenzó la correr, el imputado comenzó a perseguirla con un palo mientras le exigía que retire la denuncia en su contra para luego golpearla provocándole lesiones que según la certificación médica resultaron de carácter leve. El ataque cesó por la víctima pudo ingresar a la vivienda de un vecino quien desde adentro del lugar llamó a la policía.

El fiscal recordó que el 19 de septiembre se había dictado una restricción perimetral y de contacto y que para el control de la misma se había dispuesto el uso de un dispositivo de seguimiento GPS Dual que alertó respecto de lo ocurrido al área de género del Ministerio de Seguridad.

La calificación legal del caso es coacción agravada por el uso de arma, lesiones leves calificadas por mediar violencia de género y desobediencia a una orden judicial.

Teniendo en cuenta que sobre el imputado pesaban medidas cautelares que no fueron respetadas por este, el Ministerio Público Fiscal requirió que se dicte la prisión preventiva del acusado. Sostuvo que el imputado había sido notificado en la audiencia desarrollada hace prácticamente dos semanas y que se le explicó de forma clara y precisa respecto de la prohibición de acercamiento y que en caso de desobedecerla se podría dictar su prisión preventiva.

Además sostuvo que la reforma del Código Procesal Penal que entró en vigencia este año prevé este tipo de situaciones en particular: hechos de violencia de género en el cual las medidas cautelares no hayan sido respetadas y que incluso es aplicable la detención en aquellos casos en los cuales podría corresponder una pena de cumplimiento condicional.

La Jueza de Garantías que dirigió la audiencia hizo lugar al pedido de la fiscalía y dictó el encarcelamiento cautelar por el plazo de cuatro meses.

Te puede interesar