Nación deposita la séptima cuota para financiar Portezuelo

portezuelo-1

Llegan 64 millones de dólares a Mendoza, pero aún no logran bajar los costos para la construcción de la cuestionada represa hidroeléctrica. Esperan que la UTE que postuló para hacerla baje el precio que ofertó.

Mendoza recibe este miércoles la séptima cuota que la Nación envía como compensación por los perjuicios de la promoción industrial y que tienen como fin hacer la obra Portezuelo del Viento. Se trata de 64 millones de dólares que se sumarán al fideicomiso.

El pago se da en un impensado marco de incertidumbre porque aún no está claro si la plata alcanzará, a pesar de que son 1.023 millones de esa moneda.

En medio del conflicto político que mantiene Mendoza con el resto de las provincias que integran COIRCO, que le reclaman un estudio de impacto ambiental antes de avanzar con la represa hidroeléctrica que tendría efectos directos sobre el río Colorado, la apertura de sobres realizada a principios de este año fue presentada como "un hecho positivo".

Sin embargo, el gobierno de la vecina provincia enfrenta un verdadero problema: la obra fue presupuestada a un valor mucho mayor que el previsto e incluso Mendoza debería "poner más plata" de la que le transferirá la Nación.

La UTE que tiene el monopolio en la licitación está formada por la china Sinohydro, que aún no tiene sede ni representantes visibles en Mendoza, la metalúrgica IMPSA, que va camino a ser estatal, y las constructoras CEOSA y Obras Andinas.

Luego de la apertura de sobres el Gobierno requirió una mejora de oferta a la UTE. Se trata de la única herramienta que le quedaba para intentar bajar los costos, porque no hubo competencia en la licitación.

La duda persistenten en Mendoza es cuánto se puede bajar ese presupuesto, dado que tomando la oferta con IVA está 44,6% por encima de lo que decían los pliegos. Con IVA, la oferta de la empresa por el proyecto original es de 1.278.313.319 dólares. El presupuesto oficial era de 884 millones de dólares.

Sin respuesta

Según publicó el diario Mendoza On Line, desde el Gobierno mendocino admitieron que no hay aún respuesta de la empresa al pedido de bajar el precio de la obra y que el tema sigue en la comisión de preadjudicación.

"No hay respuesta oficial sobre los pasos a seguir en caso de que no haya modificaciones sustanciales al precio puesto por la UTE Malal Hue a la obra", destacó MdZol.

Y añadió: "Portezuelo del Viento es un proyecto complejo. Además de la represa y el complejo hidroeléctrico, está previsto realizar otras obras complementarias de gran magnitud como el traslado del pueblo Las Loicas, la reconstrucción de dos rutas y un tendido eléctrico para transportar la energía".

La licitación de Portezuelo fue internacional y tuvo requisitos exigentes. Tanto, que no había empresas locales que calificaran para liderar el proyecto.

Había otros indicadores que marcaban guiños hacia algunas firmas, como IMPSA. Uno de ellos tenía que ver con la ponderación para las empresas locales que pudieran hacer ese trabajo, que le daba una enorme posibilidad a quien fuera asociado con la empresa metalúrgica que ahora será rescatada por el propio Estado.

La particularidad que hacía más atractiva a la construcción del a represa es el financiamiento, que está asegurado y los postulantes no deben aportar nada.

Sin embargo en la licitación no se presentó nadie más, a pesar de las prórrogas y las reuniones particulares que hubo entre representantes de constructoras y funcionarios de primera línea del Gobierno.

Por ahora no se logró bajar el precio original como sí pasó, por ejemplo, con la represa El Tambolar en San Juan.

En ese caso el consorcio que tiene a cargo la obra comparte dos socios con los postulantes por Portezuelo. La china Sinohydro es parte de la UTE que hará la represa en la provincia vecina. Y la mendocina IMPSA también es parte, pero como contratista (proveerá las turbinas).

En San Juan lograron bajar los costos. En Mendoza las mismas empresas presupuestaron muy por encima de lo previsto. 

Te puede interesar